Establecimiento de Nivel de Riesgo

Además de las medidas generales a observar por todo el personal empleado público, en función de la tarea desempeñada y el nivel de riesgo establecido, el personal deberá adoptar las medidas específicas que se indican a continuación, con el fin de minimizar la infección por coronavirus SARS-CoV-2.

Las medidas preventivas a adoptar se basan en la información recabada mediante la evaluación de riesgo de exposición específica realizada en consonancia con la información aportada por las autoridades sanitarias, tal y como establece el Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2, de 30 de abril de 2020. En función de la naturaleza de las actividades y los mecanismos de transmisión del coronavirus SARS-CoV-2, en dicho procedimiento se establecen los diferentes escenarios de exposición en los que se pueden encontrar los empleados:

  • Exposición de riesgo: aquellas situaciones laborales en las que se puede producir un contacto estrecho con un caso posible, probable o confirmado de infección por el SARS-CoV-2, sintomático.
  • Exposición de bajo riesgo: aquellas situaciones laborales en las que la relación que se pueda tener con un caso posible, probable o confirmado, no incluye contacto estrecho.
  • Baja probabilidad de exposición: trabajadores que no tienen atención directa al público o, si la tienen, se produce a más de dos metros de distancia, o disponen de medidas de protección colectiva que evitan el contacto (mampara de cristal, separación de cabina de ambulancia, etc.).

De igual forma, se debe tener en cuenta la presencia de personal especialmente sensible en relación a la infección por coronavirus SARS-CoV-2, estableciendo la naturaleza de la especial sensibilidad de la persona trabajadora.


Para la gestión de la vulnerabilidad del personal empleado público y para el establecimiento de los niveles de riesgo a los que se encuentra dicho personal, con el fin de establecer las medidas preventivas adecuadas, se ha seguido la Guía de actuación para la gestión de la vulnerabilidad y el riesgo en ámbitos sanitarios, no sanitarios y sociosanitarios del Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2.

Para todo el personal que realice tareas administrativas y su puesto de trabajo se ubique en un despacho individual y sin atención al público, el nivel de riesgo establecido es NR1: Similar a riesgo comunitario, trabajo sin contacto con personas sintomáticas, no precisándose por tanto ni adaptación ni cambio de puesto pudiendo permanecer en su actividad laboral habitual.


Ante cualquier duda respecto a la aplicación de las medidas de prevención que deban ser aplicadas en los colectivos de la Administración regional, pueden consultar al servicio de prevención de riesgos laborales coordinador a través del correo prevencion-coordinador@listas.carm.es.

Las medidas de prevención indicadas a continuación hacen referencia a aquellas medidas necesarias únicamente para minimizar el riesgo de infección por coronavirus SARS-CoV-2 en el ámbito laboral. Por tanto, se deberá tener en cuenta que, de forma complementaria a las mismas, se deben aplicar todas aquellas medidas de prevención indicadas en las correspondientes evaluaciones de riesgos elaboradas por el servicio de prevención y que hacen referencia a los riesgos evaluados en base a las tareas habituales de cada colectivo y que son, por tanto, distintas a las de prevención del contagio.

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: